PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, protegido con mascarilla y guantes, acompañado de los ministros de Industria, Reyes Maroto y Sanidad, Salvador Illa, durante su visita a las instalaciones de la empresa Hersill, en Móstoles (Madrid). EFE/JuanJo Martín

El Gobierno ‘improvisa e ignora al turismo’, según la patronal hotelera

El presidente de la patronal hotelera española, Jorge Marichal, ha acusado al Gobierno central de “improvisación, mensajes contradictorios y errores de bulto” en su gestión comunicativa sobre el sector turístico, lo cual supone una pérdida de confianza de los empresarios y de los clientes.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), así como de la patronal hotelera de Tenerife, ha remitido a los medios un artículo de opinión en el que reprocha al Gobierno que “ignore el turismo” y que, ante las reclamaciones del sector, conteste siempre que “se está preparando un plan específico”.

Para el dirigente empresarial, es momento de “salvar los muebles de la temporada de verano para la gran parte de la hotelería de España” y, por eso, no se puede esperar al 30 de junio para anunciar “cómo se van a prorrogar los ERTE en el sector y sus consecuencias”.

“Necesitamos certezas y con la antelación suficiente para poder reaccionar”, porque abrir un hotel requiere tiempo, advierte Marichal, quien reclama que se prolonguen ya los expedientes temporales por fuerza mayor en el sector hasta el 31 de octubre y se dote de flexibilidad a estos instrumentos.

“Las empresas han de tener esa capacidad de meter y sacar personal del ERTE sin que eso suponga su ruina y sin tener que esperar a mil interpretaciones por parte de los dos ministerios, Trabajo y Seguridad Social”, argumenta Marichal.

El presidente de los hoteleros pide también que se adopte un periodo de carencia automática en las bajas de capital de las operaciones financieras turísticas por periodo de un año, puesto que las empresas necesitan “rebajar las salidas de caja al mínimo para poder tomar decisiones más valientes con respecto al inicio de la actividad”.

En el caso de Canarias, Jorge Marcihal indica que los hoteles no han cobrado aún de los turoperadores los meses de temporada alta de enero a marzo por lo que cuando decidan abrir “las tensiones de tesorería serán brutales”.

Los operadores turísticos “estarán apretándonos, pidiendo ofertas y crédito a pesar de todo lo que nos deben” y los hoteleros “tendremos que pasar por el aro si queremos sobrevivir”, se lamenta.

Por eso, pide al Estado que facilite una “línea de avales” para que “las empresas puedan dar crédito a esos gigantes internacionales con pies de barro y que las entidades financieras puedan descontar las facturas”.

Otra de sus propuestas para el sector turístico es bonificar un porcentaje de los gastos turísticos en el IRPF de este año a los españoles.

Marichal reclama además que el Ministerio de Turismo sea fuerte, valiente y resolutivo y que se nombre en los cargos a los mejores profesionales.