PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa celebrada en el Palacio de la Moncloa, hoy domingo, tras mantener una nueva reunión con los presidentes autonómicos, en el inicio de la sexta y última prórroga del estado de alarma y en vísperas de que toda España deje atrás la fase 1 de la desescalada de las medidas contra el coronavirus y se sitúe, según zonas, en las fases 2 o 3.-EFE/Mariscal

Sánchez asegura que en solo 10 días se tramitarán 255.000 peticiones de Ingreso Minimo Vital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha indicado que 255.000 españoles comenzarán a percibir el ingreso mínimo vital el próximo 26 de junio. Esto supone, teniendo en cuenta que las peticiones se abren el 10 de junio y los pagos ya estarán en la cuenta de los beneficiarios el 26 de junio, que en tan sólo 10 días la Seguridad Social tendrá capacidad para gestionar más de un cuarto millón de peticiones, que visto lo visto con los ERTE y el paro se antoja imposible.

Sánchez ha hecho este anuncio este domingo después de haberse reunido por videoconferencia con los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas, a quienes también ha trasladado el borrador del decreto que regulará las medidas para controlar la pandemia una vez que el 21 de junio termine el estado de alarma.

El 26 de junio, 255.000 españoles recibirán el ingreso mínimo vital en sus cuentas bancarias, más de la mitad de ellos menores, un abono que representa un “paso enorme en decencia y justicia social”, en palabras de Sánchez. El día 15 se abre el plazo de solicitudes que se resolverán en tan sólo 10 días, lo que no da mucho margen a la seguridad de las tramitaciones o es una quimera más del presidente del Gobierno.

El presidente del Gobierno ha sostenido que en apenas una semana, la página web del ingreso mínimo vital ha recibido 21 millones de visitas y en ella se han 3,5 millones de simulaciones. Sin embargo, el plazo, no se abre hasta el día 15.

El fondo COVID-19, como no, articulado a través de un real decreto

Sánchez también ha adelantado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo 16 de junio el fondo COVID-19 para las comunidades autónomas, dotado con 16.000 millones de euros y articulado a través de un real decreto.

El reparto de un primer tramo de 6.000 millones comenzará en julio y se distribuirá en función de criterios de gasto sanitario, a lo que también se dedicará un segundo tramo, de 3.000 millones de euros, a asignar en septiembre.

Un tercer tramo irá destinado a la inversión educativa, por valor de hasta 2.000 millones de euros, y se entregará en septiembre, mientras que los 5.000 millones de euros restantes se distribuirán en noviembre solo para las comunidades autónomas de régimen común para compensar la caída de la actividad económica por la pandemia del coronavirus.

El presidente del Gobierno ha sostenido que el fondo es finalista y se repartirá por transferencias, por lo que no generará intereses de ningún tipo, y las comunidades no tendrán que rendir cuentas al Ejecutivo sobre su finalidad, sino a los ciudadanos a través de los Parlamentos autonómicos.

Entre los responsables de las autonomías ha habido muchas discrepancias sobre el reparto de esos fondos.

La reunión de Sánchez con los presidentes de las comunidades ha coincidido con el comienzo este domingo de la sexta y última prórroga del estado de alarma y en vísperas de que toda España deje atrás la fase 1 de la desescalada y se sitúe, según zonas, en las fases 2 o 3.

El lunes, Galicia, La Rioja, el País Vasco, Asturias, Cantabria, Extremadura, Murcia, Navarra, Baleares, Andalucía, Canarias, Cuenca, Guadalajara, Melilla y en Cataluña, el Alto Pirineo y Aran, Tierras del Ebro y Campo de Tarragona estarán en fase 3. Viven en esos territorios 25 millones de ciudadanos, el 52 % de la población de España.

Estarán en fase 2 la Comunidad de Madrid, Barcelona, la región sanitaria de Lérida, las regiones metropolitanas norte y sur de Cataluña, toda Castilla y León, la Comunidad Valenciana, Ceuta, Toledo, Ciudad Real y Albacete.

Aunque las comunidades autónomas en fase 3 pasan a ser la autoridad competente para la desescalada, Sánchez ha precisado que aquellas que deseen autorizar los desplazamientos entre regiones deberán solicitar previamente al Gobierno el levantamiento del estado de alarma.

Las autonomías que estén en fase 3 de la desescalada “van a poder decidir estas cuestiones” pero “tienen que solicitar el levantamiento del estado de alarma”, ha indicado, “y nosotros aceptarlo”, y entonces “se podrá plantear la movilidad entre comunidades autónomas”, ha aseverado.

Precisamente la autorización de la movilidad entre comunidades limítrofes ante el fin del estado de alarma ha sido uno de los asuntos centrales de la reunión de los presidentes autonómicos con el jefe del Ejecutivo.

A este respecto, el lehendakari Íñigo Urkullu ha señalado que espera poder acordar con los presidentes de las comunidades autónomas colindantes con Euskadi la movilidad entre ellas para el lunes 15 de junio y ha apostado también por la apertura transfronteriza para relanzar la actividad económica.

Asturias, Galicia, Cantabria y Aragón se han mostrado también favorables al tránsito con las comunidades limítrofes.

El presidente del Gobierno se ha referido asimismo a la llegada del turismo extranjero a España y ha subrayado que el país debe dar una respuesta “segura” a los millones de personas que lo visitarán este año, y ha defendido que el calendario de apertura de fronteras debe hacerse de forma coordinada en el seno de la Unión Europea.

De ahí que el Gobierno español, junto con Italia, hayan pedido a la Comisión Europea que el levantamiento de las restricciones de desplazamientos en las fronteras comunitarias se haga de forma coordinada y no discriminatoria entre todos los Estados miembros, según criterios epidemiológicos “comunes, claros y transparentes”.

Esto debe aplicarse también, ha añadido, a la puesta en marcha de corredores turísticos, que deben estar en todo caso “bajo un paraguas europeo”.

Este domingo, Sánchez se ha dirigido a los jóvenes con un mensaje de prudencia y responsabilidad para que contribuyan a evitar nuevos contagios: “Se lo suplico, háganlo por sus padres, por sus abuelos, por ustedes mismos, pero también por los todos los demás”, ha rogado.