PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El ministro Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá en la Comisión de Trabajo del Congreso. EFE/ Fernando Villar

Sólo el 17% de trabajadores de 3,38 millones han salido de un ERTE entre mayo y junio

Escrivá cree que el empleo se recupera a buen ritmo del 1 de mayo al 4 de junio aunque los contratos indefinidos solo han aumentado menos de un 0,7 % mientras que los temporales han sido inferiores al 4%

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado que 587.000 trabajadores, solo el 17,33% de los 3,38 millones inscritos han dejado de estar bajo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y volvieron a estar activos laboralmente desde el 6 de mayo hasta el 4 de junio. Todavía hay casi 2,8 millones de trabajadores que no han recuperado su empleo.

Durante su comparecencia en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso, Escrivá ha explicado que de los 3,38 millones de personas que estaban en ERTE a 29 de abril han vuelto a la actividad laboral hasta el 3 de junio 587.000 trabajadores.

Sólo en lo que llevamos de junio se han recuperado 130.000 empleos. El problema es que fueron 3,38 millones de trabajadores los que fueron incluidos en un ERTE y de esos solo han salido 587.000, es decir, que 2,79 millones siguen en un expediente de regulación temporal de empleo

El ministro ha señalado que la recuperación del mercado de trabajo ha comenzado y que a 2 de junio los afiliados ascienden a 18,59 millones y ha crecido tan sólo el 0,2 %.

“La desescalada anima el empleo y los municipios que cambian de fase adelantan unos días el crecimiento de la afiliación”, ha señalado Escrivá.

Sin embargo, esa desescalada en la recuperación del empleo va muy lenta. Según los propios datos del ministro, del 1 de mayo al 4 de junio los contratos indefinidos han aumentado alrededor de un 0,7 % mientras que los temporales han crecido casi un 4 % al tiempo que esta mínima recuperación ha beneficiado más a hombres que mujeres, ya que el crecimiento de contratos de los primeros ha sido del entorno del 1,8 % y el de las mujeres de un 0,3 %.

Escrivá ha señalado que algo más del 20 % de los trabajadores que estaban en ERTE a principios de mayo están activados y que la desescalada ha hecho disminuir tanto los ERTE de fuerza mayor como los que no lo son.

De los 2,45 millones de afiliados a la Seguridad Social que estaban en ERTE por fuerza mayor se ha producido un descenso del 20 % , mientras que de los 340.000 afiliados que permanecían bajo el paraguas de ERTE que no eran de fuerza mayor se ha producido un descenso del 10 %. La media es del 17,33%

Ha señalado que las medidas de protección de rentas “tan rápida” para mantener el capital humano junto con el sistema de incentivos que contempla los ERTE ha permitido que las empresas empiecen a activar sus negocios.

“Ha habido una recuperación de empleo significativa y el grueso ha sido volver al mercado de trabajo”, ha dicho.

En cuanto a la salida de los ERTE por fuerza mayor parcial, que mantiene también la exoneración de cotizaciones de trabajadores suspendidos y aumenta la exoneración para los trabajadores que se reincorporen a la actividad, Escrivá ha explicado que en empresas de más de 50 trabajadores, en junio la exoneración para las empresas que han retomado la actividad era del 45 % frente al 60 % que se registró en mayo.

Para el ministro, la destrucción de empleo en marzo se cebó sobre todo en los jóvenes, de entre 19 y 24 años, y ha adelantado que las nuevas reincorporaciones tampoco son de jóvenes.