PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mañueco y los grupos parlamentarios acuerdan impulsar el pacto por la reconstrucción

En una semana, presentarán sus propuestas de reactivación económica

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y los representantes de los partidos con escaño en las Cortes de Castilla y León acordaron hoy avanzar en el pacto de reconstrucción social y económica de la Comunidad ante la crisis generada por el COVID-19 con la presentación de propuestas en una semana.

Los ejes del pacto, que se prevé cerrar en próximas semanas, son sanidad de calidad y equidad, la protección social, la actividad económica y el empleo, funcionamiento de los servicios públicos y financiación de la Comunidad tanto a nivel estatal como europeo.

Fernández Mañueco agradeció la disposición al diálogo de todos los partidos y subrayó que este pacto debe tener como único objetivo “facilitar las cosas a los trabajadores, a las empresas y a las familias de Castilla y León, para lo cual la necesidad de llegar a un acuerdo está por encima de cualquier interés de partido”, según informa la Junta.

También, explicó que el Gobierno de Castilla y León apuesta por el diálogo y por acuerdos que garanticen “estabilidad política, económica y social para impulsar el futuro de Castilla y León”.

Por parte de la Junta, participaron el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, el vicepresidente, Francisco Igea; y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, además de Luis Tudanca (PSCyL), Raúl de la Hoz (PP), Ana Carlota Amigo (Cs), Pablo Fernández (Podemos), Luis Mariano Santos (UPL), Jesús García Conde (Vox) y Pedro José Pascual (Por Ávila).

Todos los participantes expresaron la disposición, voluntad y ánimo de acuerdo y compartieron que sea lo más rápido posible ante la emergencia social de la población debido a las consecuencias de la pandemia, según explicaron a Ical fuentes de los asistentes a la reunión.

De fraguarse este pacto, Castilla y León sería la primera comunidad en dar “ejemplo” en el ámbito nacional de unidad y concertación ante una crisis de estas dimensiones, ya que consideran que es lo que quieren los ciudadanos, que haya acuerdos.

En declaraciones previas en las Cortes, Ana Carlota Amigo (Cs) afirmó que por parte de su grupo no hay “líneas rojas” y subrayó que todos deberán ceder para cerrar el acuerdo que todos ellos pretenden. En la misma línea, Pablo Fernández (Podemos) aseguró que su partido ofrece “mano tendida” pese a que ideológicamente esta en las antípodas del PP e hizo votos por un pacto “ambicioso” y con una dotación presupuestaria.

La socialista Patricia Gómez manifestó que su partido y su líder en la Comunidad, Luis Tudanca, siempre han antepuesto los intereses de Castilla y León a los partidistas y el ‘popular’ Raúl de la Hoz afirmó que no presentarán ninguna línea que no sea asumible por el resto para buscar lo que les une.

Tanto el PSCyL como Podemos presentaron en semanas pasadas un plan a la Junta de Castilla y León con una batería de medidas, dotadas con 3.000 y 2.500 millones, respectivamente, que serán la base de las propuestas que remitirán en los próximos días, como se acordó hoy.

La reunión con Fernández Mañueco estuvo precedida de un encuentro entre Luis Tudanca y Pablo Fernández con los líderes de CCOO y de UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, en la que compartieron estrategias y medidas, en una visualización de la unidad de la izquierda, que gobierna en España, como explicó el dirigente de Podemos.

Fue la semana pasada cuando mantuvieron un encuentro bilateral Alfonso Fernández Mañueco y Luis Tudanca, tras haberse citado el día anterior durante el ‘cara a cara’ parlamentario, y se fijaron los cinco ejes para el pacto de reconstrucción, que aceptan ahora el resto de los partidos.