PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La recuperación económica tiene forma de letra

Gema González

Lo difícil va a ser averiguar qué letra, si en V, en W, en L.. no sabía lo que podía dar de sí el abecedario para intentar predecir cómo será la recuperación económica tras la pandemia del Covid-19.

Aún no hay nada oficial, pero la mayoría de economistas, expertos, instituciones y organismos internacionales ya empiezan a especular sobre cómo volverán a la normalidad los distintos sectores de la economía.. y es aquí donde interviene la forma de esa “normalidad”.

Si es una recuperación en V, estaríamos de suerte porque es la más optimista, a saber, tras una fuerte caída del PIB, pero no muy prolongada en el tiempo, volvería la normalidad con rapidez. En U, la vuelta a los niveles de antes necesitaría de un periodo de tiempo más largo para recuperarse y en el peor de los escenarios, tendríamos que hablar de la recuperación en L. Después de un desplome severo de la economía, la reactivación es muy lenta e incluso puede durar varios años.

Esta es la teoría pero y ¿en la práctica? La pregunta del millón es cómo será la recuperación de la economía española.. las previsiones del Banco de España, de la Comisión Europea y del mismísimo gobierno de Pedro Sánchez no son muy optimistas.. pero son eso, estimaciones, cálculos de lo que se nos avecina porque, a día de hoy, todavía sigue siendo difícil prever qué va a ser de nosotros.

Según los expertos, la eficacia de las medidas económicas que se tomen será determinante para la recuperación pero, de momento, lo que vemos es terrible.. si ya sé que el Ejecutivo va a poner en marcha una renta mínima vital que se empezará a aplicar en junio para ayudar a los colectivos más vulnerables.. quizás a los mismos que tuvieron que esperar 7 horas en el barrio madrileño de Aluche por una bolsa de comida con los productos más básicos. Empezaron repartiendo 236 bolsas, una semana después ya eran más de 400, a la tercera semana 520 y ahora, más de 70 familias. Me temo que en esta situación no valen letras en U, V o L, sino que esto es totalmente real y mucho peor que en 2008.