PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por el 2 de mayo

A partir del 2 de mayo, la vida de muchos madrileños y de muchos españoles nos cambiará un poquito y espero que sea a mejor. Iremos dejando atrás esta “pesadilla” en la que se ha convertido el coronavirus aunque todavía hay que seguir siendo prudentes y responsables porque el virus no está vencido del todo.

La de ahora es una guerra que vamos a ganar.. como también hicimos un 2 de mayo pero de 1808. A pesar de ser la fiesta de la Comunidad de Madrid y que, en otras circunstancias, para muchos habría significado irse de puente, esta vez tendríamos que recordar que lo que se conmemora es un logro de todo el pueblo español: el 2 de mayo fue el levantamiento contra los franceses, contra un ejército invasor que pretendí doblegar la voluntad de los ciudadanos. En la mañana de aquel 2 de mayo, hombres y mujeres lucharon contra un único enemigo que, en teoría, era muy superior a ellos.. se enfrentaron a 30.000 soldados adiestrados y pertrechados como el mejor ejército del mundo.

Según algunos historiadores hubo más de 400 muertos, pero siguieron adelante, los madrileños lucharon con lo que tuvieron a mano (palos, piedras, macetas, etc.) para hacer justicia. Fue entonces cuando comenzó una batalla que pronto se convirtió en una sangrienta lucha callejera que marcaría la ciudad de Madrid para siempre.

Más de 200 años después, no hace falta salir a las calles y gritar ¡abajo los franceses¡.. ningún ejército nos ha invadido pero sí deberíamos recordar ese espíritu de hombres y mujeres que dieron su vida por una España unida y libre. “Los primeros mártires de la libertad nacional”, los calificó el decreto de las Cortes del 2 de mayo de 1811, “deseando que mientras haya en los dos mundos una sola aldea de españoles libres, resuenen en ella los cánticos de gratitud y compasión que se deben a los primeros mártires de la libertad nacional”.