PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Salimos

Gema González

Creo que es lo único cierto que podemos sacar de toda esta situación excepcional. Saldremos de ésta, como dirían lo más viejos del lugar, pero la pregunta del millón es cómo, de qué manera y a costa de qué.. el Ministerio de Sanidad acaba de gastarse 5 millones de euros en una campaña de publicidad institucional que ha ocupado la portada de los diarios más importantes de España bajo el hasthag #salimosmásfuertes.

Y lógicamente era uno de los temas que quería preguntar a los contertulios, si ellos también estaban de acuerdo con el lema utilizado por el gobierno.. y, en general, no coinciden con el optimismo del Ejecutivo. Quizás sí salgamos más fuertes como personas individualmente hablando porque hemos sido capaces de resistir y de ser responsables confinándonos en casa para prevenir y lo hemos hecho por nosotros pero también por los demás, aunque ha habido “excepciones lamentables”.

Pero desde otros puntos de vista, me temo que no salimos más fuertes, sino más débiles (somos 27.127 españoles menos), más desanimados por el futuro que se nos avecina y más pobres a pesar de los miles de millones que en teoría nos va a prestar Bruselas -porque nadie “regala” nada- y a pesar de que el PSOE y Podemos han conseguido aprobar el Ingreso Mínimo Vital para unos 850.000 hogares. Pero aún así, insisto en que España sale más empobrecida de esta crisis sanitaria, económica e ideológica. Los datos macro que hemos ido conocido hasta la fecha apenas están reflejando el daño que ha causado, causa y causará el Covid-19.. caídas de doble dígito para el PIB y apenas hay sectores que consiguen despuntar y ya no es una cuestión de fases.

El presidente Pedro Sánchez habla de una nueva normalidad y le pone fecha, a partir del 21 de junio. Quizás a partir de entonces nos dé la sensación de que lo hemos superado, de que el comercio vuelve a levantar sus cierres, de que ya podemos volver a los centros comerciales, de que podremos viajar a otras provincias e incluso al extranjero y de que llegarán turistas a disfrutar de nuestras playas, de que habrá más movimiento en aeropuertos, trenes, etc.. pero ¿realmente nos creeremos que salimos más fuertes?