PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Angela Merkel y Donald Trump en la reunión del G7Angela Merkel y Donald Trump en una reunión del G7 en 2018. / EFE

El liderazgo de Merkel frente al Covid-19

Paul Mielgo

Angela Merkel ha dado otra muestra de liderazgo. La canciller asegura que Alemania necesitaba actuar “con valentía y decisión” después de que su gobierno de coalición acordara un paquete de estímulo de 130.000 millones de euros.

El pragmatismo y ortodoxia de su política económica durante las vacas gordas le permite ahora defender este gasto público sin precedentes del gobierno para rescatar a la mayor economía de Europa de los estragos causados por la pandemia del Covid-19.

Tras una inyección inicial de estímulo en marzo, el ejecutivo de Merkel ha prometido gastar lo que sea necesario para que el país vuelva a crecer, incluyendo programas para garantizar la liquidez de las empresas. En total, Alemania dispone de más de 1,3 billones de euros, la mayor cantidad en la Unión Europea con diferencia, para enfrentar la crisis.

Este esfuerzo marca el cambio más significativo en la tradicional ambición de Merkel de cumplir con el rigor presupuestario, mientras Alemania se enfrenta a su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. La cantidad del reciente programa de estímulo ha superado en un 30% las expectativas de los economistas.

El plan está dirigido a impulsar el gasto del consumidor a corto plazo y a fomentara la inversión de las empresas. Además de una rebaja temporal del IVA hasta finales de 2020, el plan contempla también ayudas familiares, financiación para las administraciones locales, para el desarrollo de la nueva generación móvil 5G, para la mejora de las infraestructuras ferroviarias y más incentivos para la fabricación de coches eléctricos. Merkel, que ha liderado Alemania durante 15 años, descarta un quinto mandato. Su cuarto mandato terminará en el otoño del próximo año y la carrera por su sucesión está abierta. Europa la echará de menos.