PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Turismo: reencuentros en la tercera fase

Rubén Gil

La Comisión Europea quiere que la desescalada del turismo se haga en tres fases con el objetivo de salvar el verano de la mejor forma posible. Partiendo de la situación actual conocida como fase 0, hasta que se terminen de levantar las medidas de restricción y los controles fronterizos en una fase 2. En esa tercera fase será cuando nos reencontremos con nuestras vacaciones. Aunque en algunos países el verano llegará antes que en otros.

Los últimos que han anunciado medidas para reactivar el turismo han sido Francia con un plan de 18.000 millones de euros para el sector e Italia que desde el 3 de junio reabrirá sus fronteras y permitirá el movimiento entre regiones para ir recuperando los flujos turísticos de cara a la temporada de verano. Y mientras tanto, en España, el país donde según la OCDE el turismo más aporta al PIB, cerramos aeropuertos e imponemos cuarentenas. Nefasto mensaje el que trasladamos a los millones de turistas que nos visitan cada año. Transmitimos miedo cuando lo que hay que hacer es vender confianza. ¿Quién va elegir venir a España pudiendo hacerlo a otros destinos?

Y por si esto fuera poco, a nuestro ministro de Consumo no se le ocurre una mejor forma de ayudar ahora mismo a nuestro turismo que calificarlo como un sector “precario y de bajo valor añadido”. ¿A qué estamos jugando? Olvida el señor Garzón que ese sector tan “precario” además de turistas trae a España mucho dinero y muchos puestos de trabajo. Pero suponiendo incluso que el ministro tuviera razón en  sus afirmaciones, ¿tiene una alternativa mejor para los empleados que trabajan en este sector?  ¿Acaso se ha parado a pensar cómo sería nuestra economía si desapareciera el turismo?

Menos dar peces y más enseñar a pescar. Menos predicar rentas básicas y más dar trigo invirtiendo en uno de nuestros motores económicos. Bendito turismo señor ministro. Como en Italia.